GOSSIP

“Es peor padre que Jesulín de Ubrique”. Andrea Janeiro no quiere verle.

El programa de Sálvame volvió a destacar a Jesulín de Ubrique y a María José Campanario, pero esta vez de forma indirecta, ya que el protagonista de la noticia fue Humberto Janeiro.

El padre del torero era conocido como alguien con dinero y una buena posición social, pero su vida habría dado un giro de 180 grados en los últimos años.

Humberto ya no es el mismo. Se está alejando de su familia. Desde que se separó de Carmen Bazán, su relación con su familia ha cambiado. De hecho, han perdido el contacto. Se dice que todo pudo haber sido culpa de María José Campanario, aunque fuentes cercanas a la familia dicen que esta distancia se debe a problemas económicos entre padre e hijo.

Su círculo más cercano, como los colaboradores de Sálvame, estaban preocupados por su estado de salud. No está bien. El programa ha proporcionado algunas fotos que lo muestran en un preocupante estado de salud. Su rostro es visiblemente viejo, bastante abandonado, con una muleta.

periodico

Un testigo declaró en particular que estaba deprimido y que su hijo Jésulin “no quiere tener nada que ver con él”. José Antonio León dijo que “tenía algo malo que había que operar” sin entrar en detalles, para no crear aún más vigilancia en este asunto.

Jesulín de Ubrique fue visto cerca de la finca y los medios de comunicación lo siguieron para informarle, pero él eligió permanecer en silencio y continuó.

Belén Esteban tenía una muy buena relación con Carmen Janeiro. Fue la única persona de Ambiciones que visitó a su hija Andrea. Actualmente, la vida de la colaboradora está muy lejos de Los Janeiro.

Aunque tiene una hija en común con el torero, ya nada la conecta con ellos. Ellos son los que se han distanciado. Además, la de Paracuellos hizo un pacto con su hija para no hablar de los Janeiro, y ella lo respetó.

Pero ella dice muy claramente que sólo le duelen los problemas de su propia gente, no le importa el resto.

Humberto Janeiro tampoco tuvo nunca una relación con Andrea Janeiro. Ni cuando era pequeña, ni ahora que es mayor. Belén Esteban nunca le ha cerrado la puerta de su casa a la familia Janeiro.

Cualquiera que quisiera verla podía venir a casa para estar con ella o llevársela algún día, pero la niña no tenía el apoyo de la familia de su padre ni el del propio Jesulín de Ubrique. Esto fue lo que Belén Esteban más le tiró a la cara. Siempre comparó a sus hijos en casa con la hija de Belén.

Varias fuentes cercanas a la familia dicen que Humberto Janeiro fue un mal padre, pero también un mal abuelo y que sólo se preocupaba por sus propios intereses. “Es peor padre que Jesulín de Ubrique”, dicen.

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar